Las Hurdes Centro de Documentación
 Cultura y patrimonio
   Tradiciones


Oficio. Carboneo

Como todo trabajo realizado por los hurdanos éstos estaban vinculados al medio físico, es decir, a la explotación de los montes como medio de rendimiento económico. El tipo de carbón que se extraía era el vegetal, utilizando para ello el brezo colorado, muy abundante en la zona. El modo de preparación era el siguiente: se iba al monte en busca de las cepas de brezo, que se arrancaban con un pico. Una vez entresacadas, se echaban en una hoya todas juntas, se prendían con leña de jara y brezo, y una vez ya quemadas se les echaba tierra encima, tapándolas por completo. Tras permanecer varias horas tapadas, se les retiraba la tierra con unas “sacaeras”, que eran unos palos con un mango muy largo, y se desparramaban las cepas separándolas unas de otras para que se apagaran. Una vez ya elaborado el carbón, en frío, se transportaba en sacos a lomos de las caballerías, depositándolos en las cuadras de cada casa, en espera de poder venderlo. Lo normal era conseguir unos 4 o 5 sacos de carbón diarios, que se vendían al día siguiente. Hay gente que pedía los sacos para hacer el carbón y poderlo entregar al comprador cuando viniese a comprarlo.

La venta de este carbón suponía una base económica muy importante para las familias hurdanas. Generalmente, eran gentes de La Alberca quienes bajaban a Las Hurdes en busca de este material (los Cereceda; los Calentinos), aunque también en ocasiones eran los propios hurdanos quienes salían a localidades limítrofes a vender su propio carbón. Por cada saco vendido se obtenía de 25 a 30 pesetas.

 

 

Carbón
Carbón
Mancomunidad de Las Hurdes